jueves, 30 de abril de 2009

A tres meses de la ilegítima división tarifaria del boleto en la línea comunal 570 (Segunda Parte)

En el artículo publicado el 13 de abril pasado, con motivo de haberse cumplido el tercer mes de la ilegítima división del boleto de la línea 570, hicimos un recorrido por los diferentes momentos y sensaciones vividos en este reclamo vecinal. Finalizando el artículo quedamos en realizar una explicación más técnica para ponernos al día acerca del estado de situación. Tal vez resulte tedioso, pero bien vale la pena tomarse unos minutos para comprender el tema y no dejar cabo suelto alguno.

INTRODUCCION

Desde el año 1999, mediante diferentes decretos municipales, y en carácter de “permiso provisorio” se viene regulando la autorización para funcionar de la línea comunal 570 hasta llegar a tener el recorrido tal cual lo conocemos hoy.

En un intento de regularizar esta situación, la Municipalidad de Avellaneda a través de su Concejo Deliberante, sancionó el día 28 de diciembre de 2007 la Ordenanza nº 20.623 que estableció el “pliego de condiciones generales para el llamado a licitación pública para la prestación de servicios públicos de transporte de pasajeros por automotor de jurisdicción municipal línea 570” y el “llamado de licitación pública para la prestación de servicio público de transporte”.

Por cuestiones de reglamentarias, cuando una Municipalidad realiza un llamado a licitación de una línea comunal, debe girar el pliego y toda la documentación al órgano de aplicación provincial. En este caso, se trata de la Dirección de Transporte dependiente del Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires.

El día 9 de Abril de 2008 la Dirección de Transporte Provincial realizó algunas observaciones al Pliego de Bases y Condiciones. Leamos con atención, a continuación reproducimos dichas observaciones:

· Se detectó la falta de inclusión de estructuras seccionarias de los recorridos a licitar.
· No se observa la determinación de las frecuencias de los envíos en horarios normales.
· No se observa la fijación de los Cuadros Tarifarios a aplicar en los servicios a licitar.
· No se incluyen los puntajes de cada Rubro a considerar para el otorgamiento de los servicios dentro de la Metodología de Evaluación.
· No fue posible evaluar la necesidad de parque móvil de los servicios, toda vez que no se tiene la longitud de los servicios a licitar.

Conviene preguntarse lo siguiente: ¿En alguna de las observaciones al pliego de Bases y Condiciones se solicita que la línea 570 deba tener cuatro tarifas?

Releamos la tercera observación, no sea cosa que tal vez a alguien se le ocurra argumentar “la provincia nos dijo que fijemos cuatro boletos”:

· No se observa la fijación de los Cuadros Tarifarios a aplicar en los servicios a licitar.

En esta frase no se pide que el Concejo Deliberante de Avellaneda fije cuatro boletos, simplemente que explique con la forma de un cuadro, la tarifa única de $0,90 (noventa centavos) para viajar en la línea comunal 570.

Ante estas observaciones, el Concejo Deliberante de Avellaneda, sancionó el día 9 de mayo de 2008 la Ordenanza nº 20.667, que incluyó un anexo con el siguiente cuadro tarifario: (recuerde que en ese entonces los vecinos de Avellaneda todavía pagábamos la única tarifa de $0,90)

Es posible que surja la pregunta ¿Por qué no se inició el reclamo entonces, en mayo de 2008? Resulta que de esto nos fuimos enterando a después del tarifazo del 13 de enero de 2009, momento en el cual comenzamos a juntar firmas bajo la consigna “POR UN BOLETO UNICO Y MINIMO EN LA LINEA 570”.

Hasta aquí una pequeña introducción. ¿Cómo?, ¿Pensó que ya estábamos terminando? No, a poner la pava para el mate o buscar una taza de café, que la explicación recién comienza.

TARIFAZO Y JUNTA DE FIRMAS

El 13 de enero de 2009, se efectuó un aumento tarifario a nivel nacional en colectivos, trenes y subtes. Puntualmente, los vecinos de Avellaneda pagábamos hasta el día anterior la tarifa única y mínima de $0,90 (noventa centavos). Trasladando el aumento general a nuestra línea comunal 570, hubiera correspondido que la tarifa única y mínima pasara a ser de $1,10 (un peso con diez centavos).

Esto no sucedió, al tomar el colectivo y pedir “uno diez por favor”, los choferes respondían “¿hasta dónde va?”. De acuerdo a lo que los usuarios respondíamos, había que pagar: $1,10 (un peso con diez centavos), $1,50 (un peso con cincuenta centavos), $1,75 (un peso con setenta y cinco centavos) y $2,00 (dos pesos).

RECLAMO ANTE EL EJECUTIVO MUNICIPAL

Comenzamos a juntar firmas bajo la consigna “POR UN BOLETO UNICO Y MINIMO EN LA LINEA 570” y las presentamos el 23 de enero de 2009 ante la Mesa de Entradas de la Municipalidad de Avellaneda, iniciándose el expediente 4004 1 17149 2009, que pasó a tramitarse ante la Secretaría de Gobierno a cargo de la Dra. Lilian Fernández. Hasta entonces pensábamos que la división tarifaria era producto de una “avivada de la empresa”

RECLAMO ANTE EL LEGISLATIVO MUNICIPAL

El 3 de febrero de 2009 agregamos más firmas al expediente. Al habernos enterado que la división tarifaria fue autorizada por el Concejo Deliberante, a través de las Ordenanzas 20.623 y 20.667, se inició el expediente S-36244-09 solicitando al legislativo comunal: una versión taquigráfica de las sesiones del 28 de diciembre de 2007 y 9 de mayo de 2008; y que vuelvan a poner el boleto único y mínimo en la línea 570.

RECLAMO ANTE LA DEFENSORIA DEL PUEBLO LOCAL

El 6 de febrero de 2009 hicimos una presentación ante la Defensoría del Pueblo de Avellaneda, solicitando la intervención en este reclamo y denunciando el arbitrario desvío del recorrido desde el día 4 de febrero de 2009.

Ese mismo día, también denunciamos el desvío del recorrido en el expediente 4004 1 17749 2009 0, en Mesa de Entradas de la Municipalidad.

Ante estas presentaciones, nos explicaron que la división tarifaria que comenzó a regir el 13 de enero, fue impuesta desde la Provincia y desde la Nación. Correspondió entonces iniciar el reclamo ante los organismos provinciales y nacionales de transporte.

RECLAMO ANTE LA DIRECCION DE TRASNPORTE PROVINCIAL

El 10 de febrero de 2009 fuimos a la Ciudad de La Plata a presentar un pedido de audiencia al Director de Transporte de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Gastón Alberto Henestrosa, para plantear el reclamo vecinal.

El 12 de febrero de 2009 nos recibió el Director de Transporte de Pasajeros de la Provincia de Buenos Aires y nos explicó cómo había intervenido la autoridad de aplicación provincial cuando se giró el pliego de bases y condiciones de la licitación del recorrido de la línea 570. Nos facilitó una copia certificada de la nota del 9 de abril de 2008 (explicada más arriba) donde están las observaciones al pliego.

El 13 de febrero de 2009 caratularon el reclamo ante la Dirección de Transporte de la Provincia de Buenos Aires con nº de expediente 2417 8585 2009.

RECLAMO ANTE LA PRESIDENCIA DE LA NACION

El 13 de febrero de 2009 presentamos el reclamo ante la Presidencia de la Nación, solicitando una audiencia.

El 18 de febrero de 2009 presentamos más firmas en Mesa de Entradas de la Municipalidad. Esta vez, la mayoría de las firmas correspondieron a vecinos de Villa Castellino.

PEDIDO DE REUNION AL DUEÑO DE LA EMPRESA GRAL. TOMAS GUIDO

El 24 de febrero de 2009 fuimos hasta la empresa Gral. Tomás Guido, a cargo del recorrido de la línea comunal 570 y dejamos una nota dirigida al dueño, Adolfo Domínguez, solicitándole una reunión para “conversar acerca de las necesidades de los vecinos y de los costos que la empresa tiene para brindar el servicio de transporte público de pasajeros en el recorrido de la línea comunal 570”.

RECLAMO ANTE LA SUBSECRETARIA DE TRANSPORTE AUTOMOTOR DE LA NACION

El 24 de febrero de 2009 iniciamos el expediente S01:0063020/2009 ante la Subsecretaría de Transporte Automotor de la Nación Argentina, a cargo de Jorge González, planteándole el reclamo y solicitando una audiencia.

El 25 de febrero de 2009 respondieron de la Dirección General de Audiencias de la Presidencia de la Nación para informarnos que el reclamo se derivaba a la Secretaría de Transporte de la Nación, nº de expediente TRI-S01:0010359/2009.

Hasta aquí, seguimos juntando firmas, pero decidimos esperar la respuesta de la Secretaría de Transporte de la Nación.

LA RESPUESTA DE LA SECRETARIA DE TRANSPORTE DE LA NACION

En nota fechada 19 de marzo de 2009 (nos llegó más tarde), la Secretaría de Transporte de la Nación, a través del Asesor Dr. Raúl Osvaldo Pérez, nos contestó que “la prestación de servicios respecto de los cuales se pretende intervención, no se encuentran sujetos a la orbita de competencia de esta cartera de estado”. Esto ya lo sabíamos, pero falta saber qué órbita estatal es competente. Entonces el 13 de abril de 2009 solicitamos a la Secretaría de transporte Naiconal que nos informen “qué cartera es competente para determinar las tarifas de las líneas comunales” y así no dejar nada a la libre interpretación de quien lea dicha nota.

En nota fechada 17 de abril de 2009, el Dr. Raúl Osvaldo Pérez, Asesor de la Secretaría de Transporte de la Nación realizó la siguiente aclaración: “el servicio de transporte automotor urbano y suburbano de pasajeros identificado con el Nº 570 (como señala el plano adjunto), detenta origen y destino en el Partido de Avellaneda, provincia de buenos Aires; resultando se la cartera de dicha jurisdicción con competencia específica en la materia, la autorizada para entender en el presente requerimiento, vinculado con el establecimiento de los cuadros tarifarios para la prestación en trato.”

Esto significa que, si el recorrido del 570 comienza y termina en el Partido de Avellaneda, es de competencia Municipal la designación de tarifas. Como las licitaciones de recorrido deben ser tratadas por el Concejo Deliberante, y las tarifas deben figurar en el pliego de bases y condiciones, es competencia del Legislativo Comunal la designación del Boleto del 570.

CONCLUSION: LA DESIGNACION DE TARIFAS EN LAS LINEAS COMUNALES SON UN ACTO DE SOBERANIA MUNICIPAL

La fijación de tarifas en las líneas comunales, como es la 570, es un acto de soberanía municipal. Los pliegos de bases y condiciones, y los llamados a licitación pública deben ser enviados para su revisión a la autoridad de aplicación provincial, que emitirá una opinión formal, pero es el legislador comunal (sin importar a qué partido político pertenece), quien está al tanto de las necesidades y posibilidades vecinales, debe velar por ellas y hacerlas valer en el momento de fijar el cuadro tarifario de la línea comunal.

En nuestro caso puntual esta división tarifaria, se fusionó con el tarifazo del 13 de enero de 2009, pero como explicó la Secretaría de Transporte de la Nación, es competencia de las municipalidades establecer los cuadros tarifarios, siempre y cuando los recorridos comiencen y terminen dentro del Partido.


Hoy se presentará la nota de la Secretaría de Transporte de la Nación ante todos los expedientes iniciados ante la Municipalidad, el Consejo Deliberante y la Defensoría del Pueblo. Además, se presentarán más firmas de vecinos de Villa Castellino y de Dock Sud, otro barrio que se une al reclamo.