viernes, 20 de marzo de 2009

La historia de Marisol y el trabajo de la “Red de Madres Contra el Paco y Por La Vida” en el barrio de Villa Corina

En abril de 2008, el hijo de Marisol, una vecina del Barrio de Villa Corina, estuvo desaparecido durante 10 días debido a su adicción al “paco”. Cansada de esperar la llegada de Matías, comenzó a recorrer el barrio y a pegar unos volantes que ella misma hizo.

En un centro cultural del barrio llamado “La casa del Angel”, Marisol pudo organizar una marcha para el día 19 de abril. También se pudo contactar con la “Red de Madres Contra el Paco y Por La Vida”.

El día de la marcha Matías apareció y participó de la misma. Gracias a las “Madres del Paco” pudo ser internado en el centro “Pueblo de la Paz”, ubicado en el Partido de Lomas de Zamora. Luego de dos meses, Matías abandonó el tratamiento.

Matías tuvo una infancia tranquila y le gustaba jugar con sus mascotas. Al comienzo de la adolescencia, no salía a bailar y sus ratos libres los pasaba en la esquina de su casa o en la casa de sus amigos tomando mate. A los 15 años abandonó la escuela. Inició su adicción en 2007, porque “quería probar”.

Actualmente, Matías tiene 17 años y está preso en un Instituto de Menores por haber robado. Está esperando el traslado a una Comunidad en el Partido de Tigre, para tratar su adicción.

“El tratamiento de la adicción al paco no está muy investigado”, “tendrían que existir lugares donde contener a los niños y adolescentes para que tengan el tiempo libre ocupado en algo”, manifestó Marisol.

La Red de Madres Contra el Paco y por la Vida

Actualmente, Alicia es una de las coordinadoras de la “Red de Madres Contra el Paco y por la Vida” y explica: “tratamos de ser un espacio de contención a las madres, se las escucha y se comparten experiencias para reconocer que también hay otras personas que pasan por lo mismo”.

El teléfono de Alicia, coordinadora de la “Red de Madres Contra el Paco y por la Vida” es: (15) 5008-7245.