martes, 27 de marzo de 2012

La resistencia a las arroceras que contaminan y saquean

Desde 2004, en la provincia de Corrientes, arroceras extraen agua ilegalmente del Parque Provincial Iberá, fumigando sobre la población y humedales, y a través del incesante paso enormes camiones utilizados para transportar arroz, destruyen caminos y puentes, como el que brinda acceso a Colonia Carlos Pellegrini.

Sábado 24 de marzo de 2012. El reloj promedia las 21 horas. Integrantes del “Comando Carpincho” (grupo de acción directa de la organización Guardianes del Iberá) se paran delante de un camión arrocero. Sosteniendo una bandera donde se lee “Arroz ilegal en Iberá: NO” se encadenan a las ruedas y al paragolpes. El personal de la Comisaría de Colonia Carlos Pellegrini se presenta en el lugar. Los primeros beneficiarios de las detenciones son un grupo de periodistas que se encontraban realizando una cobertura de la problemática de las arroceras. Luego de demostrar su condición de periodistas y pasar a revestir la calidad de “testigos”, el objetivo de los forcejeos y detenciones son los jóvenes activistas, quienes pasaron la noche en la Comisaría. Fueron liberados al día siguiente gracias a la inmediata solidaridad de la comunidad.

Emilio Spataro, coordinador de la campaña “Salvemos al Iberá” explica: “el agotamiento de las circunstancias y la falta de respuestas legitiman una acción como esta.” y enumera: “En 2006, el municipio de Pellegrini le inicia juicio a la arrocera a pedido de los vecinos, por las enfermedades producto de las fumigaciones y por el descenso del nivel de la Laguna Iberá, obteniendo un fallo favorable en primera instancia. Luego, en 2009 clausuran la arrocera pero ésta continuó funcionando. Luego el Tribunal Superior de Justicia le dio la razón nuevamente al municipio.”



Sobre las detenciones, Emilio manifiesta: “No fue una represión violenta… una cosa que nos llamó la atención es cuando nos quieren trasladar a la Alcaldía de Paso de los Libres. Los vehículos de la comisaría no tenían combustible, le pidieron prestado a los vecinos pero nadie les prestó combustible.” Otras solidaridades: las llamadas al celular el comisario pidiendo la liberación de los detenidos y el acercamiento de café y facturas al calabozo por parte de vecinos del lugar. Como en la lucha de defensa del Cerro Famatina, el intendente del lugar apoya la lucha, siendo del partido que gobierna a nivel nacional.

La primera oferta del comisario a los defensores del Iberá, fue que se declararan culpables de una sanción contravencional y luego de pagar una multa serían liberados. ¿La opción dos?: cumplir entre 10 días y 20 de arresto. Emilio: “Bajo ningún punto de vista íbamos a declararnos culpables y a avalar que una protesta social sea una contravención. Argumentando que no tienen lugar físico para mantenernos detenidos nos liberaron, quedando la sanción en suspenso.”

Emilio enmarca la defensa del Iberá como una cuestión que sobrepasa jurisdicciones provinciales: “La defensa de los recursos naturales transgrede todo límite. Hoy hay correntinos viviendo en Buenos Aires por problemas de salud. Yo soy de Quilmes y estoy viviendo en Corrientes. El Iberá es una de las últimas áreas salvajes de la Argentina, hacia el norte hay una de las pocas cuencas que se desarrollan en suelo argentino, si gestionamos bien la alta cuenca del Iberá vamos a tener una alta fuente de agua potable.” Y remata: “El Iberá es la fábrica de agua de toda la zona”. Como para que quede bien claro porqué hay que defenderlo.

http://salvemosalibera.org/

__