jueves, 18 de noviembre de 2010

El Movimiento Unidad y Lucha de Avellaneda

El Movimiento Unidad y Lucha de Avellaneda tiene un trabajo territorial en los barrios de Unidad y Lucha, Honor y Dignidad, Villa Corina, Villa Azul, Villa Luján y Villa Inflamable. Junto con otras organizaciones y vecinos participan de la mesa que propone el cambio de nombre de la Av. Gral. Roca, por el de Av. Resistencia de los pueblos originarios. Compartimos aquí las charlas mantenidas con algunos integrantes de la organización.



Cuidado con el cuco

Luego de casi dos décadas de malvivir del asistencialismo, Miguel Asis (53), habitante de Villa Luján se acercó al Movimiento Unidad y Lucha para dejar de perder el tiempo.



- "Siempre hay desconfianza hacia este tipo de organizaciones, te dicen que no te juntes con esos porque son todos loquitos, zurditos o que hacen política... Luego ves cómo se manejan en asambleas y todos participan... hacen capacitaciones en albañilería, electricidad o gas. También está el taller textil y la panadería."

Este ex-militante peronista, ahora aprende a formar lazos con sus compañeros del Movimiento. Aclara una cuestión para que quede bien claro: -"Todo lo que se ve consiguiendo se hace con participación, en la calle... nadie nos regaló nada." Ceba el último mate antes de volver a su puesto de trabajo y lanza un deseo: -"Me gustaría que los jóvenes participen más, que se involucren y que se organicen."

Jóvenes libres

Adrián (25) fue acercado al Movimiento por familiares para que haga algo. Tenía la misma desconfianza que Miguel hacia este tipo de organizaciones: -"me acerqué para ver qué verdura vendían. Luego ves cómo se tratan y que no sólo se lucha por tu grupo, sino por el conjunto... una vez hicimos una movilización a Esteban Echeverría para apoyar a otros compañeros... hubo represión ese día" cuenta.



Adrían comenta que anduvo encerrado dos años y nueve meses... pero que en libertad también podés estar encerrado: -"estaba lleno de resentimiento, mi participación acá me la planteé como mi última oportunidad". A la gente que mira con desconfianza a los movimientos sociales, especialmente a los jóvenes les dice: -"hay que darle la oportunidad de conocer a la gente de los movimientos, sino sabés por qué se movilizan, averiguálo... yo por ejemplo, sino estaría acá andaría tirado en las calles tirado o estaría preso o tal vez muerto... y eso es lo que quiere el sistema."

Mujeres al poder

Estamos (mal)acostumbrados a identificar una organización con un nombre. En Avellaneda, cuando comentás "estuve charlando con los del Movimiento Unidad y Lucha", en seguida te preguntan -"¿ese es el movimiento de Alicia Gutiérrez?".



Alicia vendría a ser la dirigente más conocida del Movimiento, pero no quiso ser la primera en hablar. La última parte de la charla con Adrián, le da el pie: -"Los pibes más peligrosos para el sistema no son los que eligen la delincuencia, sino los que se organizan junto con otros... esos son valiosísimos. La vida vale mucho, hay que romper con el pensamiento de que estás rejugado y no te importa nada."

Luego relata los comienzos de lo que hoy es el Movimiento: -"en Abril del '88 iniciamos una toma de las tierras de la ex SASETRU, había necesidad de vivienda, yo vivía en la casa de mi suegro y mucha gente también estaba en esa condición. Había un cura, el Padre Paco que dormía en la toma, cuando venía la policía les decía: 'por fuera soy un cordero pero por dentro soy un león.' Fuimos aprendiendo en el camino, teníamos una comisión informal. Cacho Alvarez -intendente de Avellaneda- nos dijo que para ayudar tenían que armar una organización formal, ahí se armó la Junta Vecinal Unidad y Lucha. El nombre lo elegimos entre todos."

Continúa: -"En el '91 logramos la ley de expropiación. En el '99 cambia el gobierno, asume el Intendente de la Alianza Oscar Laborde y nos intentan desalojar porque iba a remate, tomamos la municipalidad de Avellaneda y obligamos a que el intendente se presente en el remate y compre las tierras. Ahora son tierras municipales. Todavía faltan obras de infraestructura como cloacas, asfalto, desagüe e iluminación... todavía hay inundaciones."

¿Sasetru gestión obrera?

Es el día 3 de enero de 2003, apenas casi seis meses después de la masacre del Puente Pueyrredón donde fueron asesinados los militantes Darío Santillán y Maximiliano Kosteki. Unidad y Lucha integraba la poderosa Interbarrial de Avellaneda y estaban enrolados en el Polo Obrero. Deciden tomar la Ex-Sasetru y ponerla a producir y así generar puestos de trabajo genuinos. Sufren un desalojo en marzo y vuelven a ingresar en agosto, hacia noviembre se hacen evidentes las diferencias de método con el Partido y para evitar una pelea entre desocupados se van de Sasetru.

En Movimiento

Hacia fines de 2003 conforman el Movimiento regional Unidad y Lucha, con presencia en Florencio Varela, Quilmes y Lanús. En 2009 participaron del acampe en la Av. 9 de Julio frente al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para reclamar por "cooperativas sin punteros".



En Avellaneda gestionan la Cooperativa Nueva Generación Textil y el trabajo barrial es a través de merenderos, comedores y murgas. Se organizan con delegados por barrio en asambleas generales y todas las resoluciones vuelven para ser discutidas en las bases territoriales.

Contacto:
Dirección: Méndez 671 - Wilde, Avellaneda.
Teléfono: (011) 4139 - 8593/94
mail: aligutierrez17(a)yahoo.com.ar

__